En ti Dios hay Perdón

Salmos 130:4 “Pero en ti encontramos perdón, para que te honremos.”

Cuando Lutero se encontraba en una gran angustia del alma, él fue reconfortado por alguien que le dijo: “¿Es que acaso no confías en tu credo?” “Sí” respondió Lutero, “Creo en el credo”.
“Bueno, en ese caso” continuó el otro, “uno de los artículos de él es: Creo en el perdón de pecados’.’ El corazón de Lutero fue iluminado en ese momento por el recordatorio de las palabras de este Salmo, “En ti hay perdón”. Puede ser que tu hayas pecado muchas veces y fuertemente, pero “hay perdón”; Aunque siendo un hijo de Dios, te has alejado de Él, aun así ¡hay perdón!
Puede que hayas retrocedido de forma triste y horrible, pero ¡hay perdón!

El Diablo puede venir y susurrarte que tu perdición es segura y tu destrucción es cierta, pero recuerda: ¡hay perdón!

“Y una vez que Dios ha declarado perdón, nunca puede ser cancelado.

El temor y la duda pueden llegar a cuestionarlo, pero nunca podrán revocarlo.” (Meyer)

Rafael y Claudia
Pastores IVD, Vallecas