Colosenses 3:15-16

…Y sean agradecidos. Instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.

La gratitud y la acción de gracias a Dios son opuestas a la queja por alguna situación. La gratitud y la queja nunca permanecen en el mismo corazón al mismo tiempo. Un espíritu desagradecido no tiene cabida al lado de la gratitud y de la alabanza.

La oración verdadera ahuyenta la queja y promueve la gratitud . La queja por lo que nos ha sobrevenido solo trae descontento , pero la oración sincera te lleva a la presencia de Dios , en busca de consuelo y plenitud.

Amada iglesia: Que este tiempo de quietud la queja no se interponga en el camino de tu oración, sé agradecido, adora a Dios en todo tiempo.

Rafael y Claudia