Derriba tu altar

Jueces 6:25, 26
“Aconteció que la misma noche le dijo Jehová: toma un toro del ato de tu padre, el segundo toro de 7 años, y derriba el altar de Baal que tu padre tiene, y corta también la imagen de Asera que está junto a él; y edifica altar a Jehová tu Dios en la cumbre de este peñasco en lugar conveniente; y tomando el segundo toro sacrifícalo en holocausto con la madera de la imagen de Asera que habrás cortado”.

Altar significa poner en alto, exaltar, o prioridad.
Sabiendo esto podemos deducir que el pueblo de Israel había dado prioridad a dioses paganos y se habían olvidado de Dios levantando altares para dioses ajenos como Baal y Asera.

Dios le pide a Gedeón que destruya el altar que su padre tenía para Baal y Asera, y solo entonces podría sacrificar holocausto para Él.
Esto nos enseña que Dios no comparte su lugar, sin embargo nosotros hoy en día también levantamos altares ajenos a Dios; quizás tu altar es el trabajo, o las series que más te gustan, o quizás sea la crisis que acontece a la cual le has dado más importancia, estando más pendiente de las noticias, que de lo que dice la palabra de Dios, en la cual nos llama a confiar aún en medio de las aflicciones, porque él venció el mundo. Así que les animo a que derribemos esos altares y pongamos a Dios en el lugar más alto de nuestras vidas dándole la prioridad a Él por sobre todo.
Nuestra adoración y relación con Dios nos mantienen confiados y seguros de que ¡Lo mejor de Dios está llegando!

Rafael y Claudia
Pastores IVD, Vallecas