Cuerdas de Amor

Salmos 16:6-8
Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Todo lo que Dios trae a nuestras vidas, lo usa para nuestro bien.
En algunas ocasiones nos mostramos más descontentos con las circunstancias, o situaciones que Dios nos permite pasar y no somos lo suficientemente agradecidos con Él,
ya que estamos más enfocados en lo que hemos perdido, o aún no tenemos, que en disfrutar de cada detalle que Dios ha tenido con nosotros.

Si, es cierto que estamos atravesando situaciones muy difíciles, pero las cuerdas que Dios te pondrá nunca serán para ahogarte, sino que serán cuerdas de amor, que Él las usará para atraerte hacia Él, ya que cada situación que se nos presenta es una oportunidad que Dios usa para acercarnos a su presencia.
Cuando deseamos controlar las situaciones utilizamos mal nuestras fuerzas y nos agotamos física, emocional y espiritualmente.

Dios quiere mostrarnos que es hermosa la heredad que tiene preparada para nosotros tanto física como espiritual, Él está interesado en nuestras situaciones, no usa las circunstancias para oprimirnos ni castigarnos, todo lo contrario, nos está preparando para cosas mayores; el Salmista descubrió que cualquiera que fuera su situación, él podría decir “El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte, las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mí”

Rafael y Claudia
Pastores IVD, Vallecas